Oficina virtual, permite ahorrar costes y proyectar una imagen consolidada

Cuando estás comenzando un actividad empresarial o profesional es muy importante proyectar una imagen estable y consolidada. Es un valor notable para el éxito de una empresa y en ella juega un papel determinante la ubicación de la dirección comercial y/o fiscal de la misma. De esta forma, una dirección comercial de prestigio puede cambiar de forma positiva el rumbo de tu actividad.

Es la forma más lógica de invertir los recursos disponibles en el desarrollo del negocio y no en los gastos que implica poner en funcionamiento una oficina física: luz, agua, conexiones a internet, teléfonos, alquiler… y los gastos que supone periódicamente. La oficina virtual te permite gran parte de las ventajas de una oficina tradicional a cambio de una cuota mensual muy reducida.

A su vez, proporcionamos un equipo de profesionales que gestiona tu correspondencia y, si te interesa, atiende tus llamadas y las visitas de tus clientes. Así, tus clientes o proveedores te podrán dejar documentación, paquetería y avisos sin gastos de infraestructura ni personal.

Incluso puede ser que trabajes en otra ciudad y desees expandir tu mercado. Con una oficina virtual tienes una dirección local donde tus clientes te pueden ubicar, una forma sencilla de ampliar tus horizontes sin necesidad de mantener un espacio.

En BILBAO LAB COWORKING, los clientes de oficina virtual tienen acceso a las salas de reunión con unas tarifas más ventajosas. Cualquier autónomo o free-lance que desee reunirse con clientes tiene la posibilidad de hacerlo en la misma localización de su domicilio comercial.

Las oficinas virtuales suponen una excelente opción para pequeñas empresas, emprendedores, start-ups y negocios que deciden apostar al cien por cien por su proyecto sin afrontar grandes gastos. El precio accesible de las oficinas virtuales hace de esta opción la solución a muchos problemas.